close
DestinosAsia

Qué hacer 15 días en Vietnam

Top 10 + 1 cosas que hacer 15 días en Vietnam

Vietnam fue el primer país asiático que conocí y me encantó la experiencia de estar 15 días allí viendo la historia antigua conviviendo con la moderna. Viajé de norte a sur con dos amigas y una mochila. Es un país que ha perdonado y quiere mirar hacia delante; que a través de personas como David (nuestro guía en Cu Chi) nos pide disculpas por no estar a la altura de lo que estamos acostumbrados en Occidente, un país con ganas de tener turistas y darse a conocer. Claro que no todo es perfecto pero ¿y cuándo lo es?
Hay muchas cosas que experimentar en y de Vietnam pero te quiero compartir mi Top 10, las diez cosas que me marcaron y de las que me acordaré siempre.

1. Ver el teatro de marionetas de agua en Hanoi
Hay que ver de cerca la capital de Vietnam. Su caótico tráfico y sus calles estrechas. La vorágine de los mercados y el silencio en el Templo de la Literatura. Pero no te olvides de reservar un par de horas para ir al teatro de marionetas de agua.
A parte de las marionetas en sí, que son obras de arte, y de los que las manejan, que son unos cracks; me impactó recibir el mensaje de la representación, entender la historia. Recitada en vietnamita , sobre cultura vietnamita y con música tradicional en directo.
La entrada me costó 100.000 Dongs y la compré en la taquilla unas horas antes. Justo al lado hay un café donde puedes tomar desde un café vietnamita a un cóctel con o sin alcohol muy rico.

2. Hacer trekking en Sapa
Dedica un día a respirar aire puro, conocer la cultura Hmong, montar en moto, hablar con otros viajeros, ver paisajes verdes y hacer deporte. Nada más llegar ya te estarán esperando para quedar contigo. ¡Cuidado con las “promesas”!

Trekking-Sapa

3. Pasear hasta Cat Cat
Es una población a 2 km. de Sapa. Puedes descender a pie aunque la subida puede ser un poco costosa, pero también hay motos que te suben y te bajan.
Hay que pagar una entrada de 50.000 dongs para acceder. Su principal atractivo son las vistas típicas de los arrozales, pero hay mucho más.

4. Pasar una noche en un barco en la Bahía de Ha Long
Hay muchas excursiones a la bahía. Elige una en la que puedas pasar una noche en el camarote de un barco en medio de la Bahía de Ha Long. Siempre lo cuento pero fue la noche que mejor dormí en todo el viaje.
Nosotras reservamos la excursión directamente en el hotel por 155 $ tres días y dos noches e incluyó: transporte desde Hanoi, una noche en el barco, una noche en hotel en la isla de Cát Bà (la más grande), dietas, visita a una granja de perlas y a la Cueva de las Sorpresas, kayaking y clase práctica de hacer rollitos.

5. Probar el café vietnamita
Vaso de tubo, un dedo de leche condensada, café y hielo. Yo soy de manchados con un azucarillo y medio y os prometo que no podía parar de beberlo. Es súper barato y no tiene mucha cafeína. Lo encontrarás en toda la isla. También prueba el egg coffee en Sapa.

Cafe-Vietnamita

6. Comer comida vietnamita
Tienen de todo, para todos, veganos incluidos. Yo descubrí que el tofu se puede comer de mil maneras, que en un barco en el mercado flotante puedes comprar un pincho moruno y que la rata, sí, la rata, está muy rica. Os advierto que en algunos sitios hay perro en la carta, sé que es algo cultural pero no quise comerlo.
En la zona centro del país la comida es por lo general más picante, mientras que en el Delta encontrarás las cosas más raras. Yo pedí pescado oreja de elefante, un pescado que se sirve entero, de pie, sujeto con unas piezas. Se come desmenuzándolo y mezclándolo en un rollito con lechuga, cilantro y soja. Está muy rico aunque fue más la parafernalia que el sabor final.

7. La Ciudadela de Huè y el recinto imperial
Huè fue la capital de Vietnam, la residencia de los emperadores de la dinastía Nguyen y campo de batalla durante la guerra. Hoy es Patrimonio de la Humanidad. Vimos los misterios que se esconden entre las calles laberínticas de esta ciudad, con la ayuda de bici-taxistas que nos hicieron de guías. Una de las paradas fue la casa en la que nació Ho Chi Minh.
Al día siguiente, pasamos más de tres horas sumergidas en el recinto imperial. Es enorme, precioso y también triste. Muchos de los edificios fueron destruidos y poco queda de ellos. No olvides una gorra y agua, hay poca sombra.
El acceso a la Ciudadela es gratuito pero en la ciudad prohibida tendrás que comprar una entrada.

Hue-Ciudad-Imperial

8. Visitar los túneles de Cu Chi
Fue una de las excursiones que más me marcó. Este área militar atrajo toda mi atención. Por un lado, te explicarán la fisionomía de los túneles para después vivirlo en persona. Probarás yuca con sésamo y azúcar, la comida de la guerra; te contarán las genialidades de la mente humana en situación de supervivencia y te pensarás si disparar un arma con balas de la guerra de Vietnam que aún quedan allí (no es obligatorio pero podrás hacerlo comprando las balas).
Esta excursión también la cogimos desde el hotel al llegar a Ho Chi Minh City por 90.000 Dongs por persona.

9. Conocer el Delta del Mekong
El Delta, no son sólo paseos en barca con sombrero. Yo fui sin estudiar cada cosa que haría en Vietnam y el sur me sorprendió muy gratamente. Estuve en una fábrica de caramelos artesanales de coco riquísimos (si alguien va que me traiga ¡jajaja!), en una cata de té de miel con una representación musical en directo, vi cómo se hacen los noodles, compré pinchos morunos en el mercado flotante, dormí en un bungalow en una casa local con una mosquitera rosa muy graciosa… Fue la última excursión que hice en el país y me dejó muy buen sabor de boca.

Mercado-Flotante-Delta-Mekong

10. Subir a las piedras de mármol de Da Nang
No sabía que me iba a encontrar y ojalá hubiera tenido más tiempo. El acceso es través de un ascensor que sube a lo alto de la montaña. Una vez arriba, puedes seguir el mapa que dan con la entrada para hacer las rutas y saber un poco de dónde estás. No tiene pérdida. Descubre cada templo, cada cueva y cada secreto de estas montañas.

10+1. My Son
Si quieres quitarte la espinita de Angkor aunque solo sea un poco (en el caso de que no vayas a verlo), te recomiendo ir a My Son. Este conjunto de templos hindúes construidos entre el s. IV y el XIV, fueron también, escenario de la Guerra de Vietnam y aún podemos ver las huellas de las bombas. Muchos templos fueron destruidos, de otro pocos queda, pero muchos de los que podemos visitar son impresionantes. Nuestro guía, era muy simpático así que nos reímos un montón.

My-Son

Si quieres organizar un viaje a Vietnam quizá te sea útil mi guía/ruta del país que incluye presupuesto, documentación, vacunas…Ir a Vietnam amplió mis ganas de conocer Asia así que ya tengo en mente volver. ¿Me recomiendas algún destino?

Tags : hacerimprescindiblestop10viajarviajevietnamvisitar

Deja tu comentario

Los datos de tu correo electrónico no serán publicados