close
DestinosEuropa

Sintra al completo

Qué hacer en Sintra y alrededores

Si no has leído los ‘Imprescindibles de Sintra’, los 5 indispensables de esta preciosa sierra que visitar a pie o en bus, quizá prefieras empezar por ahí a descubrir esta preciosa ciudad portuguesa. Sin embargo, si tienes pensado ir más de dos o tres días, pensaría en ir en coche e investigar un poco más.

Más allá de Sintra

  • Convento dos Capuchos: 

A 8 km del centro histórico de Sintra está el Convento de la Santa Cruz de la Sierra, más conocido como Convento dos Capuchos. Sólo se puede llegar a pie o en coche y como nosotros lo llevamos, optamos por esta segunda opción.

El convento que se terminó en 1560, aúna la arquitectura humana y la divina representada en la naturaleza. Para los frailes franciscanos que lo habitaron durante los siguientes 334 años (hasta 1873) debía existir armonía entre ambos mundos y por ello, este convento se mimetiza con su entorno.

Una vez pasado el control de tickets, llegarás a su entrada. Está muy bien señalizada y no hay pérdida pero os prometo que yo solo veía muro por todas partes y por eso la llamo la ‘entrada secreta’. ¿Tú la ves?

Entrada-Convento-Capuchos

Entrada Palacio dos Capuchos

Una vez dentro disfruta de cada detalle: las pequeñas habitaciones de los frailes, la sencilla cocina construida en la pared o el claustro, un pequeño espacio íntimo de la comunidad franciscana, entre otros lugares escondidos en la montaña (no te lo voy a contar todo…).

  • Palacio Real de Queluz:

Nos alejamos otro poquito más. Para visitar el Palacio Nacional de Queluz tendremos que ir a la ciudad del mismo nombre, situada a poco más de 15 km. de Sintra en dirección Lisboa. De hecho, hay un tren que comunica Sintra y Lisboa que tarda 25 minutos en llegar a Queluz – Belas.

La entrada (10€) para el palacio es una de las 5 que te venden en pack con un 10% de descuento en la oficina de turismo.

Palacio Real de Queluz

Palacio Real de Queluz

El llamado Versalles portugués por la gran influencia francesa tanto en su construcción, como en sus jardines o interiores, no se olvida de los detalles típicos portugueses, los azulejos. Yo me quedé con muchas ganas de ir, pero ya tengo una excusa para volver.

  • Cascais:

En mayo aún no hacía tiempo como para bañarse, pero había muchas ganas de ver el mar. Elegimos pasar una tarde en Cascais por recomendación de mi madre y fue un acierto. Llegar a esta ciudad costera a unos 16 km. de Sintra sin coche es un poco complicado ya que hay que hacer trasbordos en Lisboa.

Piérdete por sus calles hasta llegar al Jardín Vizconde da Luz, lugar de encuentro de los lugareños, visita la Ciudadela y no te olvides del paseo marítimo. Si puedes darte un chapuzón, no lo dudes.

Os quiero recomendar dos sitios que me gustaron mucho:

  • El Restaurante Hífen en la Avda. Dom Carlos I con un estilo moderno y un servicio muy atento. Tienen mesas con vistas al mar y la comida está buenísima. También puedes parar sólo a picotear algo.
  • La terraza del Hotel Villacascais está genial para tomar un cóctel (con y sin alcohol) o un café con las mejores vistas al mar. Sí, es un poco caro pero la ocasión lo merecía.

Villacascais

Terraza de Villacascais

Concluyendo, toda la Sierra de Sintra – Cascais es preciosa y tiene mucho que ver, visitar y disfrutar. Me parece un destino muy completo ya que combina a la perfección paisaje, turisteo y ocio, playa y montaña, rutas a pie y relax.

Tags : CulturaDestinoEscapadasPatrimonioPortugalviajar

Deja tu comentario

Los datos de tu correo electrónico no serán publicados